Continúa la fructificación de tricolomas, llanegas y níscalos, aunque el boletus se reduce notablemente

  • 19 Nov 2020

  • Acotado AV-50.003 Gredos
    Demanda-San Millán (BU-50017)
    Valle de Mena (BU-50019)
    Montes de Oca (BU-50015)
    Sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar (SA-50.001)
    Montes de Segovia (SG-50002)
    Montes Comunidad de Castilla y León en Soria (SO-50003)
    Acotado VA-50.001 Torozos, Mayorga y Pinares de Valladolid
    Acotado ZA-50.004 Montes de Zamora
    Río Cea (LE-50003)
    Ribera de Cañedo (SA-50.005)
    Acotado AV-50.006 Montes De La Comunidad De Castilla Y León En Ávila
    Acotado AV-50008 Acotado De Gavilanes

Durante los últimos días un anticiclón ha dominado la Comunidad de Castilla y León propiciando temperaturas medias suaves y favoreciendo en cotas de mayor altitud las heladas a primeras horas de la mañana. Este escenario climatológico es el ideal para realizar la actividad de recolección de setas silvestres. Con estas condiciones climatológicas, continúa la fructificación de especies con interés socioeconómico cuya aparición se asocia a descensos de temperatura y finales de campaña otoñal, como son las tricolomas, las llanegas y por supuesto los níscalos, (Tricholoma portentosum, T. terreun, Hygrophorus limacinus, H. agathosmus, H. gliocycus y Lactarius deliciosus).

La fructificación para Boletus del grupo edulis ha descendido de forma muy pronunciada en todos los acotados de la Comunidad, siendo ya muy poco probable su recolección en la mayor parte de las zonas productoras.

Más información, en el parte de previsión de producciones.

¿Cómo se desarrollan los trabajos de muestreo?

Desde principios de septiembre se llevan realizando muestreos de las parcelas micológicas permanentes y muestreos mediante recorridos variables por las masas forestales de la comunidad. Es objetivo de estos muestreos la estimación y caracterización de las producción de setas silvestres en la Comunidad. Estos inventarios se realizaran por parte de la Fundación Cesefor, con el apoyo de la Junta de Castilla y León, con una periodicidad semanal, con el objetivo de estimar la cantidad y variedad de setas silvestres que fructifican en las masas productoras de la Comunidad.